¿Cómo encontrar el punto g?

TODO lo que tienes que saber sobre el PUNTO G

Hoy os vamos a enseñar a como estimular una interesantísima zona de la vagina, antes la llamaban PUNTO G y ahora es una zona y te voy a explicar por qué:

Durante muchos años hemos escuchado el término punto g de la vagina, este punto prometía que en el momento de ser tocado como un timbre, todas las mujeres llegaban directas al orgasmo, a la eyaculación… y hay que decir que en realidad no es un punto, es una zona. Imaginemos que la vagina es como un cono (una cavidad) y todas las paredes son lisas a excepción de la pared anterior (la pared que está como detrás de tu ombligo), esa zona que es un poco más rugosa es justo la zona g, no es un punto exacto.

Todo el mundo habla del Punto de Grafenberg en el que se decía que el punto g tenía el tamaño de un guisante o una nuez, pues no, es una zona y en cada mujer puede ser de diferentes dimensiones, lo que es importante es que la estimules, ¿Por qué? porque es la única parte que tiene sensibilidad en toda la vagina por una razón básica, está conectada con el órgano sexual el clítoris, el maravilloso clítoris, responsable del placer de una mujer, el clítoris está lleno de terminaciones nerviosas y esas terminaciones nerviosas están conectadas con esa parte interior de la vagina porque el tallo del clítoris (todo el interior de ese órgano) topa justamente ahí.

(El clítoris no es solo lo que tú ves cuando abres las piernas, es mucho más, de hecho lo que tú ves es solo la 5ª parte ) por lo tanto el clítoris se va a estimular por dentro a través de esa pared de delante de tu vagina.

¿Quieres ver cómo?

Vamos a necesitar ya sea a solas o en pareja un poco de lubricante porque por mucho que tú estés excitada y lista, probablemente necesitemos mucho aceite en los dedos para poder encontrar esa zona y sobre todo para que puedas estimularla de una manera adecuada, encontrar esta zona g es súper simple, ya que esta prácticamente en la entrada de tu vagina (a no más de dos falanges).

El primer error es pensar que tienes que meter la mano entera como si estuvieras en busca de algo, y no, está apenas metiendo un par de falanges , después hay que mover los dedos bien lubricados hacia delante como si quisieras estimular su ombligo (se encuentra un poco más abajo).

Posturas sexuales que te lo van a facilitar.

La típica postura del perrito, ella no va a poder estar viendo como lo estás haciendo pero es una gran postura porque la zona está literalmente a la mano, si la mujer ya está en la postura del perrito sencillamente solo hay que presionar hacia abajo un poquito.

La primera sensación clave para saber que se está estimulando bien la zona es porque surgen ganas de hacer pipí (una sensación de querer hacer pipí  y a la vez no) y eso tiene que ver porque la zona está muy conectada con toda la parte urinaria del cuerpo, si lo estás haciendo a solas sencillamente recuéstate tranquila o si tu pareja quiere hacerlo de frente porque tú quieres observar cómo está haciendo todas las maniobras… sencillamente los dedos los tiene que colocar hacia arriba.

En muchas ocasiones durante la penetración se puede estimular, pero pocas son las posturas sexuales que realmente van a darle un estímulo directo y eficiente, por eso hay muy pocas mujeres que llegan al orgasmo, según un estudio entre un 70 y 80% de las mujeres no llegan al orgasmo por simple penetración.

Ahora sí, una postura que puede ayudar a estimular la zona g es la maravillosa “tú montada en él´´ (como si estuvieras montando a caballo) y hay un gran truco, y es que la chica tiene que mover la cadera hacia detrás para ayudar a que el pene del chico quede presionando esa pared anterior y una vez tu cadera esté justamente pegada vas a hacer un arco con tu espalda, después vas a echar tu peso hacia detrás, con eso vas a permitir el roce justo del glande en esa pared vaginal.

La mejor técnica para encontrar el punto G

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *